En sectores como la restauración y el retail, es fundamental optimizar el tiempo de cada gestión, mejorando así la eficiencia del comercio y, por lo tanto, la experiencia del consumidor. Una buena central de operaciones es clave para atender al consumidor de la manera más rápida y efectiva posible.

Las implantaciones de sistemas de gestión con TPV han aumentado considerablemente durante los últimos años, convirtiéndose en una herramienta de vital importancia para controlar ventas, compras, almacén, proveedores, devoluciones, facturación…

La optimización de las actividades rutinarias en el comercio, favorece la atención personalizada al cliente, mejorando su experiencia de usuario, al mismo tiempo que mejora la imagen del local, dándole aspecto de negocio moderno y al día con los avances en tecnología.




Por otra parte, el registro detallado de cada venta (productos consumidos, momento del día de la compra, información del cliente...) permite extraer información valiosa sobre el comercio, su público, y el efecto de los productos ofrecidos en el mismo, permitiendo mejorar estos aspectos de manera constante y eficaz.

El sistema permite llevar el control exhaustivo del almacén, por lo que resultará más fácil llevar al día el stock, y poder reponerlo a medida que va siendo necesario.

Según los datos del Banco de España, los pagos a través de tarjeta de crédito aumentan año tras año gracias a los comercios que ya tienen un TPV en su comercio.

Los sistemas TPV permiten realizar los cierres de caja de manera mucho más rápida y eficiente, ofreciendo también la posibilidad de enviar la información por correo electrónico al mail deseado.






Los sistemas de gestión actuales permiten crear facturas para clientes específicos, a la vez que ofrecen la posibilidad de pasar a gestoría toda la información relevante sobre el comercio, adjuntando un correo electrónico al que se desea enviar.

Dependiendo del tipo de negocio, el sistema es extensible a soportes tipo tablet, permitiendo a los comercios de restauración tomar nota a los clientes desde la misma mesa, y enviar la comanda a cocina o a barra sin necesidad de movimientos.

Por último, comentar que estos sistemas están preparados para trabajar sin conexión a internet, pero necesitan la conexión para poder sincronizar posibles cambios en el sistema y guardar la información del día en la nube.




Suscríbase a nuestra newsletter

Si desea recibir futuras ofertas, nuevos productos, novedades de Inteleen y mucho más, suscríbase a nuestra newsletter.